El Osombroso, un proyecto de hondo calado tras una imagen desenfadada y un carácter jocoso y festivo

olympus digital camera

El Osombroso y Sonriente Folk de las Badlands, la banda de Benalúa, es una formación que va mucho más allá del rock, del blues, del folk o de cualquier estilo convencional. Tras una imagen pretendidamente desenfadada y un carácter jocoso y festivo, se esconde un proyecto de hondo calado y de largo recorrido.

El rockerío granadino cae rendido a los boleros y ritmos sudaméricanos de José Guapachá y Sebastián Orellana

img 6976

firmamento musical una deslumbrante estrella llamada José Guapachá, para inundar de bolero y ritmos sudamericanos las receptivas almas de un nutrido y perplejo público que no daba crédito. El rockerío granadino cayó seducido, bailaba y disfrutaba con este hombre a punto de cumplir 82 años, 70 cantando en calles y plazas de todos los sitios en los que ha vivido.

La Big Rabia ponen un contundente epitafio a su carrera en Planta Baja

img 8337 2

Anoche se despidieron de los escenarios Sebastián Orellana e Iván Molina, La BIG Rabia, después de diez años de formidable carrera musical, de cinco discos y de haber derrochado su magia en los mejores escenarios chilenos y españoles y haber compuesto un montón de inolvidables canciones, en un evento promovido por Happy Place Records y la Sociedad Fonográfica Subterránea.

Sebastián Orellana, del rock al bolero, un músico inquieto al que se le acumulan los proyectos

Acompañado por el batería Iván Molina, el chileno Santiago Orellana inicia su andadura musical en La BIG Rabia, que han desarrollado durante una década una frenética carrera anclada en el psichobilly más primitivo, boleros rockerizados y blues crudo y directo, con cinco LPs publicados. En 2019 se lanza en solitario con «dios perro» , uno de los grandes discos grabados en España en los últimos años. De naturaleza inquieta, a Sebastián se le acumulan los proyectos, como Radio Huachaca, Sonidero Caleuche, o visibilizar los boleros de José Guapachá