The Sadies, una montaña rusa mística y lisérgica para la que habrá que esperar hasta 2022

|

Si todo se hubiera desarrollado con normalidad, hoy sería un día estelar en la historia del Lemon Rock debido a la visita de la banda canadiense The Sadies, una de las grandes formaciones del rock alternativo de las últimas décadas. Pero hace unas semanas la promotora Houston Party anunciaba la cancelación de la gira por motivos todavía derivados de las consecuencias del Covid 19 y se posponían las fechas hasta dentro de un año. De hecho, Lemon Rock y Son Estrella de Galicia han confirmado que la nueva fecha para la celebración del evento será el miércoles 16 de noviembre de 2022, validando de forma inmediata las entradas de los que ya la hubieran adquirido y poniendo a la venta nuevos tickets para el evento del año que viene

Formados en 1994 en Toronto, el cuarteto liderado por los hermanos Dallas y Travis Good (hijos de padres y tíos músicos), que se encargan de guitarras, voces y otros instrumentos tradicionales como violín en el caso de Travis y que se completa con el contrabajista Sean Dean y el batería Mike Belitsky, no han cesado en su actividad durante los últimos 25 años, publicando y participando en casi una veintena de discos y girando incesantemente por todo el mundo, pasando por España en numerosas ocasiones y consolidando un buen número de seguidores. Una de esas giras precisamente los trajo a Granada en el año 2014 en un show realmente inolvidable promovido por la incansable promotora Serpiente Negra.

 «Hubo un momento en que no sentí que encajáramos en ninguna categoría obvia, pero ahora me doy cuenta de que era bastante ingenuo», declaró Dallas Good a la revista Now. «Si la gente piensa que somos una banda de country alternativo o una banda de spaghetti western o una banda de surf, no tenemos mucho que decir, ni deberíamos hacerlo. Eso realmente corresponde decidirlo al oyente, igual que si le gusta o no».

The Sadies son mucho más que una banda de country rock, en efecto. En su música hay rastro de garage punk, psicodelia, surf o rockabilly, prácticamente todas las aristas de la muy rica música de raíces americana. Profundamente influenciados por Johnny Cash, Gram Parsons o Neil Young, el cuarteto se ve muy enriquecido por la dispar personalidad de cada uno de los hermanos, construyendo una montaña rusa mística y lisérgica.

Debutan en 1998 con el imprescindible álbum instrumental «Precious Moment» que sienta la base de su música con una vertiente muy épica y querencia por Ennio Morricone y el Spaguettu Western y que está producido por Steve Albini (al igual que «Pure Diamond Gold», su segundo disco), evidente nexo generacional con lo más granado del indie americano.

Colaboran con Neko Case, Jon Spencer, Andre Williams o John Doe, con los que editan muy sugerentes trabajos. Jon Langford, conocido por encabezar la banda británica de country-punk The Mekons y The Waco Brothers, recurrió a The Sadies para la colaboración de 2003 «Mayors of the Moon», grabada bajo el nombre de Jon Langford and His Sadies, hecho crucial para afianzar su popularidad en los circuitos underground.

Aunque lo mejor estaba por venir cuando fichan por el sello canadiense Outside Records y empiezan a sucederse sus obras maestras con la colaboración de Gregg Keelor de Blue Rodeo (Albini pasó a la historia), como «Stories Often Told» (2003), «Favourite Colours» (2004), «New Seasons» (2007) y más recientemente la que es en nuestra opinión una verdadera trilogía mágica; tres discos que abarcan una década y que forman sin duda parte de lo más granado de la historia del rock americano de todos los tiempos: «Darker Circles» (2010), «Internal Sounds» (2013) y «Northern Passages» (2017), discos en cuyos surcos está condensada toda la magia y desbordante creatividad de la banda.

Trabajar con un hermano siempre resulta complicado, pero los hermanos Good descubrieron que la tensión no solo no ha acabado con la banda sino que ha servido para enriquecer el proyecto y su música. «Dallas y yo hemos luchado constantemente desde que éramos niños pequeños», dijo Travis a Tim Perlich de Now. «Musicalmente hablando, es genial estar enojado con alguien mientras estoy tocando. Me gusta tener esa ventaja, aumenta la creatividad».

Cinco años sin nuevo lanzamiento hasta que la semana pasado se publicó un fantástico single, «Stop and Start» que esperemos sirva de adelanto para un próximo LP que nos ayude a mitigar la espera hasta su visita en noviembre de 2022.

Deja un comentario